banner

"Tú eres Pedro"

Este viernes 29 de Junio, hemos celebrado en todo el Perú y en comunión con toda la Iglesia Universal, la Solemnidad de los Apóstoles San Pedro y San Pablo. En nuestro suelo patrio muchas poblaciones, barrios, centros de estudio, hermandades y tantas otras instituciones se encuentran bajo el patrocinio de estas dos columnas de la Iglesia, y la fecha seguramente habrá sido para todos, ocasión de celebración en la fe.

Este día especial lo titulamos además como el “día del Papa”, sucesor de Pedro y en él que expresamos de manera más visible algo que pertenece a las entrañas de nuestra catolicidad peruana, latinoamericana y universal, el amor afectivo y efectivo por el Sucesor de Pedro, el Papa, garante de la unidad de la Iglesia.

San Agustín tiene una reflexión acerca de esta unidad por la que tiene la misión de velar el Santo Padre, hoy Papa Benedicto XVI. Decía en una de sus homilías: «Reflexionad despacio, hermanos míos, sobre la unidad... ¡Cuántos sois vosotros, gracias a Dios! ¿Quién os podría gobernar si no tuvierais el sentido de la unidad? ¿De dónde viene la paz ésta que reina entre tantos como sois? Donde hay unidad hay pueblo; quita la unidad, y eso es la turba. ¿Qué cosa es, en efecto, la turba sino una multitud turbada?».

La unidad es un don para la Iglesia que el mismo Señor ha querido custodiar mediante la presencia de una piedra de toque, de un fundamento inamovible puesto y garantizado por Él. El Concilio Vaticano II lo expresa así: «El Romano Pontífice, como sucesor de Pedro, es el principio y fundamento perpetuo y visible de unidad, así de los Obispos como de la multitud de los fieles».

Desde esta verdad profesada por todo fiel católico nace nuestro afecto y solicitud por el Sucesor de Pedro, que en el pueblo latinoamericano se siente vivamente. Para los Obispos, sacerdotes, religiosos y laicos como Pueblo de Dios nos es natural dirigir nuestra mirada atenta al Papa, para acoger sus palabras, aceptar su magisterio y procurar vivir sus enseñanzas.

Sin embargo, no es raro escuchar hoy en día las voces de un abierto disenso; a los nuevos sabios y expertos, que en nombre de un cuestionable subjetivismo y relativismo parecen querer imponer que “mi verdad” debe ser “la verdad”. Se concluye así en que la Iglesia hoy debería ser de esta o de aquella otra manera; los antojos de una Iglesia “a mi gusto” no son raros. Y todo ello acompañado curiosamente de un espíritu de pactar con las modas del mundo moderno que hoy proclama que “lo blanco es negro” y mañana dirá lo contrario.

Para el creyentes que quiere ser fiel a su Señor y a la Iglesia en la que ha nacido es muy otra la realidad. Reconocemos con viva fe que “Pedro”, el Papa, sirve a Alguien que es mayor que él y quien le ha confiado el poder de las llaves, que como lo enseña el Catecismo, designa la autoridad para gobernar la casa de Dios, que es la Iglesia.

El no está sujeto a las modas del mundo, y desde el ministerio de la caridad cuida de la unidad eclesial. Así con sus palabras y su ejemplar testimonio edifica el pueblo fiel y nos ayuda a discernir con toda seguridad el Plan de Dios para su Iglesia.

“Tu eres Pedro” son las palabras de Jesús al Apóstol y a sus Sucesores.

Que estos días sean ocasión para seguir orando intensamente por el Papa, por su fecundo ministerio, y de renovar nuestra adhesión a quien es el Vicario de Cristo en la tierra.

 


Homilia Año de la Fe inicio

Ver la Galería de Fotos

Dirección:Jr. Jorge Chávez 489, Ayaviri - Puno, Perú l Teléfono: (51 51) 56-3123
© 2010 Copyright - Prelatura de Ayaviri