banner

Tiempo Electoral

Queridos amigos:

Estamos en tiempo electoral. Y contemplamos ante nosotros un panorama variopinto de reacciones en el público espectador: en algunos los ánimos y el lenguaje se caldean; en otros vemos rostros de resignación o indiferencia; hay también los que tienen verdadero interés por lo que se dice y promete.

Y nos preguntamos, ¿qué deberíamos esperar en estas jornadas que sacan al país de su habitual rutina? Tal vez algunos puntos pudieran ser de ayuda para tener criterios claros.

El bien común: hay los intereses que son de particulares, hay los intereses que son de todos. Un proyecto electoral debiera mirar siempre en primera instancia al bien común. ¿Qué necesitan nuestros pueblos y comunidades? ¿Que requieren para su desarrollo y bienestar? No es difícil lograr una visión clara de ello, y precisamente en ello está el bien común. Temas como el desarrollo, la mejora en la educación,  la construcción de  carreteras, el apoyo al campo y a la ganadería, y muchos otros tocan las urgencias y necesidades de la gran mayoría. Respuestas claras a éstas es algo que debiéramos poder esperar.

Un sano realismo: cuando miramos el pasado de nuestra historia electoral vemos con frecuencia promesas incumplidas. Algunas de ellas tal vez lo hayan sido por falta de voluntades concertadas, otras sin embargo porque simplemente eran irrealizables. Deberíamos poder esperar y exigir que los proyectos electorales por parte de partidos, movimientos y candidatos tengan un sano realismo. Es decir, que ofrezcan lo que realmente puede y debe un Alcalde o Presidente de la Región cumplir en el ejercicio de su cargo. El bien común marca la ruta a recorrer, recorrerla paso a paso hasta el final requiere del sano realismo.

Una actitud constructiva: no ha sido raro entre los políticos criticar al contrincante. No toda crítica tiene que ser mala. Pueden ser legítimas y realizadas de forma educada.  Pero ellas han derivado no pocas veces en pleitos, acusaciones y ofensas que no construyen y mucho menos son ejemplares para nosotros simples ciudadanos. De un personaje público esperamos altura y que en sus propuestas, palabras y conducta, sea constructivo. Tales actitudes hacen bien a nuestro país, y deberíamos poder esperar que quienes se presentan a elecciones tengan la calidad humana para edificar con su ejemplo.

Son apenas tres puntos de muchos otros que se pueden enunciar. Se refieren al contenido y las formas que acompañan todo proceso electoral. Pidamos en estos días previos a los comicios al Señor para que conceda a nuestra Patria y a sus futuras autoridades políticas y civiles realizar lo que de ellos con todo derecho esperamos para bien del Perú y en particular de quienes más lo necesitan.

 


Homilia Año de la Fe inicio

Ver la Galería de Fotos

Dirección:Jr. Jorge Chávez 489, Ayaviri - Puno, Perú l Teléfono: (51 51) 56-3123
© 2010 Copyright - Prelatura de Ayaviri