banner

9 de febrero: San Miguel Febres Cordero, el niño ecuatoriano de pies deformes que llegó a santo.

Era el 7 de noviembre de 1854 en Cuenca, Ecuador; y en la casa de la tradicional familia de los Febres Cordero, había gran alegría y expectación por el nacimiento de un niño. De pronto, los rostros emocionados se tornaron preocupados, ¿Qué había pasado? ¡Pobre niñito!… había venido al mundo con los pies deformes.

Sus padres bautizaron al niño con el nombre de Miguel y debido a su deformidad de nacimiento, pasa sus primeros años sin poder caminar. Un día, toda la familia se precipita preocupada hacia el jardín, donde Miguel, que ya tiene cinco años, no para de gritar: ¡Miren que hermosa es la señora de vestido blanco y manto azul que está sobre las rosas!, pero nadie puede verla. De pronto, Miguelito se levanta y después de cinco años comienza a caminar, ¡es un milagro de la Virgen! ¡Estaba curado!

En aquel entonces gobernaba la República del Ecuador Gabriel García Moreno, católico ejemplar que consagrara esa nación al Sagrado Corazón y cuyas gestiones hicieron posible el arribo de muchas comunidades religiosas a este país. Preocupado por la educación de los pobres, logró traer a los Hermanos de las Escuelas Cristianas, mas conocidos como los hermanos de La Salle. Los hermanos se instalaron en Cuenca y abrieron un colegio y los Febres Cordero vieron conveniente que Miguel prosiguiera sus estudios con ellos.

Que alegre regresaba de las clases Miguel, si es que regresaba, porque muchas veces se quedaba en el colegio con los hermanos repasando sus cursos y ayudándolos en todo lo que podía. Él quería ser como ellos, pero cuando se lo manifestó a sus padres encontró una gran oposición. Es enviado al seminario, pero enferma gravemente y al verlo así, los padres ceden y le dan su consentimiento para que se haga hermano. Los hijos de San Juan Bautista de La Salle están muy contentos con su primera vocación ecuatoriana, que ha tomado el nombre religioso de Hermano Miguel y lo envían a Quito.  

Desde entonces se dedica con entusiasmo a vivir su vocación. Enseña a tiempo completo todo tipo de materias, atiende a los enfermos y empieza a escribir adaptaciones de libros, para mejorar los materiales educativos. En medio de todas estas ocupaciones se hace el espacio para aprender y dominar alemán, inglés, italiano, francés y latín.

Convencido del buen influjo de las lecturas y movido sobretodo por su afán evangelizador, logra escribir más de cien libros, con un estilo ameno y sencillo que tanto gustaba a sus alumnos. Durante 26 años se dedicó a prepara a niños para la Primera Comunión y esta preparación la recordarán con gratitud y veneración sus alumnos durante años.

En 1907 los Superiores lo envían a Europa para preparar los libros que su comunidad prepara para distribuir por diversos países. En Bélgica su salud se deteriora por el frío invierno de ese país y aunque lo trasladan a España, el 9 de febrero de 1910 es atacado por una pulmonía y muere santamente rodeado por el cariño de sus hermanos y la gratitud de toda un país, que al enterarse de su tránsito, se declara en duelo nacional.

El 21 de octubre de 1984 el Papa Juan Pablo II lo declaró santo.

 


Homilia Año de la Fe inicio

Ver la Galería de Fotos

Dirección:Jr. Jorge Chávez 489, Ayaviri - Puno, Perú l Teléfono: (51 51) 56-3123
© 2010 Copyright - Prelatura de Ayaviri