banner

15 Febrero San Claudio de la Colombiére


Que cercano se nos ha hecho hoy a los católicos el recurrir o consagrarnos al Sagrado Corazón de Jesús. Pero quizá pocos sabemos que detrás de esta importante devoción está nuestro santo de hoy, San Claudio, al cuál la Providencia designó como director espiritual de Santa Margarita María Alacoque.

Claudio, nació cerca de Lyon, en Francia, en el año 1641. Su familia era profundamente católica y, preocupada por la buena educación de su hijo, lo llevan a estudiar a un colegio de los Padres Jesuitas, donde Claudio adquirió un enorme entusiasmo por esta Comunidad y pidió ser admitido como religioso en ella. Su noviciado lo realizó en la ciudad de Avignon, en donde más adelante enseñaría también por muchos años.

El año en que San Francisco de Sales (1665) fue beatificado, los superiores encomendaron a Claudio de la Colombiere que predicara el sermón por este gran motivo a las religiosas Salesas o de la Visitación, que habían sido fundadas por  el nuevo beato. En esa ocasión brillaron impresionantemente las cualidades de orador de este joven jesuita, que a partir de allí destacará en este ministerio. El Padre Claudio preparaba con mucho cuidado cada uno de sus sermones y los escribía antes de pronunciarlos. No los leía al público, porque decía que la lectura de un sermón le quita mucho de su vitalidad.

Cuando Claudio cumplió los 33 años y después de hacer sus Ejercicios Espirituales durante un mes, se propuso morir al mundo y a sus vanidades y dedicarse totalmente a la oración, la vida interior, la predicación y al apostolado.

En 1675 el Padre Claudio fue nombrado superior del colegio de los jesuitas en Paray le Monial, ciudad donde vivía Santa Margarita María Alacoque, la propagadora de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Margarita se encontraba en un mar de dudas, y no hallaba un director espiritual que lograra comprenderla. Le había contado a un sacerdote las revelaciones y apariciones que le había hecho el Sagrado Corazón de Jesús, pero aquel sacerdote, le dijo que tan sólo eran engaños del demonio. Ella no dejaba de pedir al Señor que le enviara un santo y sabio sacerdote que la comprendiera. Y el Señor escuchó su oración. El Padre Claudio no sólo dirigió espiritualmente a la santa que el Sagrado Corazón escogió para hacerle sus revelaciones, sino que dedicó todo el resto de su vida y de sus energías a propagar por todas partes la devoción del Corazón de Jesús.

El santo sacerdote fue enviado luego a Inglaterra, y allí, como predicador de los altos empleados del gobierno, logró muchas conversiones de protestantes hacia el catolicismo. Preocupados por esta situación, los anglicanos cercanos al rey inventaron toda clase de calumnias, y obtuvieron que fuera apresado y condenado a muerte. Sólo la intervención del rey Luis XIV de Francia, logró salvar la vida del P. Claudio, que fue liberado y expulsado de Inglaterra con la salud muy minada, por la cruel prisión que había sufrido durante varios meses.

De vuelta en Paray le Monial, murió el 15 de febrero del año 1682 en esta ciudad, tal como lo había predicho su dirigida, Santa Margarita a quién también le fue revelado que el P. Claudio estaba en el cielo gozando de la gloria de Dios. El Papa Juan Pablo II lo declaró santo en 1992.

 


Homilia Año de la Fe inicio

Ver la Galería de Fotos

Dirección:Jr. Jorge Chávez 489, Ayaviri - Puno, Perú l Teléfono: (51 51) 56-3123
© 2010 Copyright - Prelatura de Ayaviri