banner

18 de febrero: Beato Fra Angelico, patrono de las artes y de los pintores

En el museo del Prado, en Madrid, cada año cientos de miles de hombres y mujeres de todas partes del mundo, se detienen a contemplar una hermosa tabla pintada hace casi 600 años por un fraile dominico italiano. ¡Que serenidad, que profundidad trasmite esta pintura de la Anunciación de María!, tanta, que más de uno ha comentado que aquel cuadro solo puede haberse pintado en el cielo.

Guido di Pietro nació en Toscana, Italia a finales del siglo XIV. Siendo todavía adolescente, se fue a vivir a la capital de la región y ciudad de artistas, Florencia; para perfeccionarse en el arte de la pintura. Su contacto con el arte sagrado y su fina sensibilidad, le abrieron en el corazón las ansias de dedicar su vida al servicio de la Suma Belleza, de Dios, y con la ayuda de su hermano ingresó en el convento de los Dominicos de la ciudad de Fiésole, donde tomó el nombre de Juan (Giovanni)

A partir de allí su  producción pictórica fue impresionante, considerando que su dedicación al arte sacro era parcial y que su comunidad le encargó muchas veces otras tareas, incluso la de prior. Dado que el convento de los dominicos en Florencia había sido reconstruido, todos los frailes de Fiésole fueron trasladados a este convento llamado de San Marcos. Feliz traslado para la historia del arte sacro, pues en él pinto frai Giovanni bellísimos frescos en los claustros, la sala capitular, las celdas y el corredor del dormitorio.

¿De dónde le venía la inspiración? Frai Giovanni de Fiésole pasaba mucho tiempo en oración, era sencillo, de buen corazón y muy humilde. Solía decir: "Cualquiera que hace las cosas por Cristo, debe estar lleno del amor de Cristo". Y ese entrañable amor a su creador, lo llevaron a producir obras que hoy siguen haciendo apostolado en los principales museos del mundo.

En 1445, Fra Angelico fue llamado a Roma por el papa Eugenio IV para pintar unos frescos en la capilla del Sacramento del Vaticano, hoy desaparecida. Allí en Roma realizó sus últimos trabajos hasta que el Señor lo llamó a su presencia el 18 de marzo de 1455. Juan Pablo II lo beatificó en 1982 y lo declaró patrono de las artes y de los pintores en el Jubileo del año 2000. Sus restos descansan en el templo dominico de Sopraminerva en Roma.

 

 


Homilia Año de la Fe inicio

Ver la Galería de Fotos

Dirección:Jr. Jorge Chávez 489, Ayaviri - Puno, Perú l Teléfono: (51 51) 56-3123
© 2010 Copyright - Prelatura de Ayaviri