banner

4 de diciembre: San Juan Damasceno, "las imagenes son el Evangelio de los pobres"


“Los católicos adoran imágenes” “los católicos son idólatras”, estas son frases que con frecuencia escuchamos decir a nuestros hermanos separados. Hace 14 siglos algunos cristianos cayeron en el mismo error. Se llamaban iconoclastas, porque destruían imágenes. Este problema fue tan grande que incluso algunos emperadores bizantinos, como el llamado León el Isáurico, ordenaron una destrucción generalizada de todas las imágenes de Cristo, la Virgen y los santos.

Es en este contexto que surge la figura de este último Padre de la Iglesia en Oriente y gran Doctor de la Iglesia: San Juan Damasceno. Nació en Damasco (por eso el nombre de Damasceno), la ciudad más importante de Siria. En ese entonces Damasco estaba ya bajo dominio musulmán y el padre de Juan, a pesar de ser cristiano, gozaba del favor de las autoridades musulmanas y tenía el importante puesto de tesorero y recaudador de impuestos.

Más adelante Juan heredó el cargo de su padre, pero Dios lo llamaba a administrar los tesoros de su Reino y hacia el año 726 decide retirarse al gran monasterio de San Sabas, ubicado cerca de Jerusalén. Antes de partir, vendió todas sus posesiones y se lo repartió a los pobres.

En San Sabas se dedica a la oración y a la vida intelectual y es ordenado sacerdote. Se entusiasma con los escritos de los Padres de la Iglesia y se propone presentar estos tesoros de la fe, en una forma más comprensible para aquellos creyentes que no tenían mucha formación. En ese tiempo no se miraba muy bien que un monje se dedique tanto tiempo al trabajo intelectual, pero su superior, reconociendo en ello el Plan de Dios, se lo permite.

San Juan Damasceno es reconocido especialmente por haber refutado el error de los iconoclastas: los cristianos no adoramos imágenes, decía, las veneramos, ellas son el Evangelio de los pobres, de los que no saben leer ni escribir. Sus escritos son difundidos por toda la cristiandad y en ellos se manifiesta un amor tierno y profundo al Señor y especialmente a la Virgen.

Escribió sobre todos los temas, siempre partiendo de la Sagrada Escritura y de la Sagrada Tradición, y se le considera el primero que hizo una gran síntesis de toda la Teología. Murió con fama de santidad alrededor del año 750 y fue proclamado Doctor de la Iglesia el 19 de agosto de 1890 por León XIII.

 


Homilia Año de la Fe inicio

Ver la Galería de Fotos

Dirección:Jr. Jorge Chávez 489, Ayaviri - Puno, Perú l Teléfono: (51 51) 56-3123
© 2010 Copyright - Prelatura de Ayaviri