banner

20 de Diciembre: Santo Domingo de Silos


Qué fácil es quejarnos cuando se nos encomienda tareas difíciles y no se nos dan los recursos necesarios para sacarlas adelante. Qué poco confiamos en la Providencia de Dios que se preocupa hasta por los lirios del campo, y nos angustiamos porque creemos que las cosas dependen totalmente de nosotros.

En el año 1000 nace Domingo en una pequeña villa de Navarra, España. Su familia era noble pero de escasos recursos y aunque preocupados de la buena educación de su hijo, no se caracterizaban por ser muy pegados a las cosas de Dios. Llama la atención por eso que Domingo manifieste una temprana sensibilidad para la oración y para las cosas de Dios. Esa sensibilidad infantil va madurando y se da cuenta que Dios lo quiere sacerdote. Estudia la Teología y cuando tiene 26 años es ordenado sacerdote. Su gran deseo de soledad le lleva a vivir como eremita por algún tiempo, hasta que escuchando la voz de Dios ingresa al monasterio benedictino de San Millán de Cogolla.

Este monasterio estaba dotado de una gran biblioteca y allí Domingo estudia a profundidad la Regla de San Benito y la historia de los dogmas. Le hacen maestro de los jóvenes que estudiaban dentro de los muros del monasterio y su progreso espiritual era muy notorio. El Señor, que se vale a veces incluso de las debilidades de los hombres para mostrar su amor y su Plan, permitió que Domingo pasara una dura prueba. Por envidia se dudó de su buena fe y para “probarlo” la  mandaron como prior a un monasterio que se hallaba en estado lamentable en lo espiritual y en lo material: Santa María de Cañas.

Confiado en la Providencia y con un gran espíritu emprendedor, mejoró en poco tiempo la vida espiritual de los monjes y las ruinas se convirtieron en hermosos edificios a los cuales se añadió una nueva Iglesia. Gran impacto causó en su comunidad de San Millán su desempeño en Santa María de las Cañas, así que reconociendo su equivocación lo llamaron y lo eligieron prior.

El rey de Navarra aparece un día del año 1040 a las puertas del Monasterio de San Millán, exigiendo que entreguen sus bienes para financiar una de sus guerras. Domingo se niega y el rey lo destierra. Él no reclama, sabiendo que el Plan de Dios se cumple de manera misteriosa y confiando en su Providencia, se dirige a Castilla. Enterado el rey Fernando, gobernante de este reino, de su situación y de sus virtudes, lo envía a restaurar el ruinoso y abandonado monasterio de San Sebastián de Silos.

Otra vez Dios lo ponía ante un reto que superaba su capacidad y otra vez Domingo se confió a su Providencia. Su fama de santidad atrajo nuevas vocaciones y el monasterio se convirtió en una referencia espiritual para la zona. Con ello también llegaron las donaciones y gracias al acertado manejo del prior, se levantó una de las joyas arquitectónicas más bellas del arte Románico en Europa: el actual Monasterio de Santo Domingo de Silos.

Siguió creciendo este monasterio en santidad y vio Señor el 20 de diciembre del año 1073, que su hijo Domingo había acumulado gran cantidad de tesoros en el cielo y lo llamó a su presencia, confirmando su santidad con la gran cantidad de milagros que se obraron en su tumba.

 


Homilia Año de la Fe inicio

Ver la Galería de Fotos

Dirección:Jr. Jorge Chávez 489, Ayaviri - Puno, Perú l Teléfono: (51 51) 56-3123
© 2010 Copyright - Prelatura de Ayaviri